Tiempo de lectura aprox: 48 segundos

Un auténtico clamor recorre España. No sólo se ejecutaron millares y millares de “abuelos” con los consabidos protocolos de la muerte. También se sometió a la población a un test de inteligencia, cuya prueba sólo pasamos un pequeño porcentaje de gente inteligente y despierta en esta puta Matrix. Y como remate, se produjo el covicidio mediante la inoculación de un arma biológica de destrucción masiva, conforme informe del Ministerio de Defensa de Rusia (y prueba de ello es la innegable repentinitis masiva y recurrente tras la timovacunación). Hoy es tan insoportable esta verdad que hasta la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Burgos afea la conducta de ese doctores de la muerte que no sólo no salvaron vidas, sino que fueron auténticos verdugos para acabar con sus víctimas. Lo de toda esta gentuza sólo puede tener una respuesta futura y ésa no puede ser otra que la de pagar por el daño causado una vez que este puto sistema haya sido superado.

Y como muestra de que de conspiranoicos nada y de preclaros analistas mucho, escuchen estos editoriales de cesarvidal.tv. Vaya nuestro desprecio al sistema sanitario como medio de exterminio masivo. Vaya nuestro desprecio a los medios de comunicación, casi todos progrejetas subvencionados. Vaya nuestro desprecio a todas las instituciones y sus representantes. Que sepan lo que son: genocidas que se han reído de casi todos los españoles. Y algún día rendirán cuentas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad