Mienten en todo. ¡Sánchez, culpable!.

Somos gente como tú, hartos de que una crisis como el coronavirus esté siendo gestionada por ineptos, incompetentes, nefastos  y peligrosos psicópatas. Esto ya es una cuestión de dignidad frente a un gobierno criminal que ha provocado con su pésima gestión de la crisis del coronavirus centenares de contagiados (probablemente millones ante la ausencia de test) y miles de fallecidos (muchos más de los que dicen). Son tan ineptos que no saben ni contar, sólo cobrar. Y a los ciudadanos, que les den. Esa es toda la filosofía de Sánchez.

Es una iniciativa que parte de una asociación patriota (no va a partir de las asociaciones que viven del régimen, como es natural), sin ánimo de lucro, que articula esta Plataforma para personas como tú, con el dolor que provoca la impotencia ante una gestión criminal de la crisis del  coronavirus, con una devastación económica total, y todo gracias a primar lo ideológico sobre lo sensato, lo lógico sobre lo irracional. En definitiva, el criminal comunismo sobre un sentido estadista.

El porqué es una cuestión de dignidad ante la ignonimia y sojuzgamiento sufrida por los españoles por causa de un gobierno nefasto y criminal que ha provocado cientos de miles de contagiados  y miles de fallecidos..

Todos los ciudadanos, pero especialmente los que amamos y sentimos España como nuestra, somos personas afectadas por la denominada crisis del coronavirus en España, damnificadas por sus tremendas consecuencias, llena de dolor e impotencia ante una gestión ineficaz e incompetente que ha provocado unas pérdidas humanas y una devastación económica sin precedentes en la España del siglo XXI.

Un sistema fragmentado y troceado hasta la extenuación en todo su aparato administrativo, con una red sanitaria colapsada por el desbordamiento de centenares de miles de afectados, con carencias de material y de personal sólo puede llevarnos a este dramático resultado con unos altísimos costes humanos (entre otros el del personal sanitario), un confinamiento en modo arresto domiciliario (propio de un estado de excepción, que no de alarma) y unos inmensos e inasumibles costes de proporciones apocalípticas.

La Plataforma contará Dios mediante, con el apoyo de un gabinete jurídico para pedir responsabilidades, sabiendo que tenemos el viento en contra. Mientras, ponemos a disposición de los patriotas unas campañas gratuitas para defendernos de este régimen criminal.

El Gobierno de Sánchez no pueden eludir sus responsabilidades y habrá de responder por ello.